31 de diciembre de 2010

Corazón delator

Aun no me decido.

Hay pruebas contradictorias,

pero, mucha fidelidad y confianza.

Depende también de a quien tenga cerca.

O lejos.

La cuestión es que no se si tengo la piel demasiado finita

o el corazón muy grande.

Digo, como para sentirlo latir tan fuerte

Y sobre todo, para que nunca falte un otro que me diga:

- Nady…siento tu corazón –

Y a mi me entre la duda, infinita, que tal vez no tenga respuesta.

N.P.S

31/12/10

23 de diciembre de 2010

Corazón menguante

Lo confieso; hoy salí a buscarte desesperadamente.

Abrí ventanas, corrí cortinas, destartale persianas…y no estaba.

El parpadeo de las estrellas parecían anunciar su ausencia, hasta que supe escuchar.

Entonces, la vi.

Las galaxias que habitan mi interior desde tiempos remotos han implosionado.

Dios sabe hacia que agujeros negros de mi propia existencia.

No se puede revocar lo inevitable.

No se puede confundir en el cielo tu guiño inconcluso que llena mi Sol de acertijos.

Si tuvieras pestañas serias mujer.

Faro de luz eterno en la oscuridad impenetrable de la noche.

Mi corazón sincroniza con el ritmo lunar.

Necesita ir desapareciendo para poder estar lleno otra vez, por eso ahora mengua.

En un par de minutos se cumplen veinticuatro horas que estoy despierta y no me pesan los parpados.

El eclipse de mis pupilas permanece eterno.

Ellos nunca se cierran a unos ojos como los tuyos.

N.P.S

23/12/10

19 de diciembre de 2010

Recibiendo la vida

Decir que estoy AGRADECIDA seria insignificante, no me cabe una vida entera para poder agradecer tanta abundancia.

Se me llenan los pies de cosquillas cuando leo ese cuaderno que se ha convertido en un tesoro repleto de dulzura y nobles palabras...a veces pienso ¿Todo esto es para mi? ¡Guau! Y ante tanto, solo puedo suspirar y sentirme honrada.

Estoy absolutamente conmovida por tanto AMOR, en cada gesto, en cada abrazo, en cada dulce palabra, en sus miradas, en sus lágrimas, en cada regalo tan exacto...

Me desarme en cada ronda de aplausos, en cada copa alzada, en el tiritar de sus pupilas, en las complicidades tan únicas. Recordar el sonido de los aplausos me produce una sensación de adrenalina y paz, intransferible.

Me recibí a mi misma en este final que recién comienza; y no pensé recibir tanto apoyo y reconocimiento. Me han hecho sentir la mujer más feliz de este Universo, tanta celebración me confirma que TODO valió y vale la pena, que la respuesta estaba en sus manos abiertas y en su infinita gratitud. Sé lo que vine a hacer a esta Tierra y toda esta última etapa no fue más que un eslabón de la misma cadena, reafirmando aquellas certezas que nunca tambalearon en mi interior. Los otros son espejos que nos devuelven nuestro propio reflejo.

No tengo idea de cuantas semillas sembré, pero la cosecha no cabe en ninguna canasta, el Alma se expandió sin retorno.

Realmente nunca había llorado tanto de felicidad en toda mi vida, me conmueve existir.

Siento unas alas inmensas que me sostienen en un vuelo tan alto; que el cielo parece no alcanzar.

Cada inhalación es un Milagro, me siento bendita y eterna cuando exhalo hasta con los pies.

No tengo dudas de que la vida es una celebración constante cuando uno esta receptivo en su centro.

Agradezco a mamá y papá, por todas las sorpresas, por cada detalle, por conocerme tanto y amarme de esta manera tan pura que me hace sentir una privilegiada por tener como padres a dos Seres Humanos tan llenos de luz y amor para dar. Si hay en mí esas cualidades, es en parte, lo que aprendí toda mi vida de ustedes.

Crecí en un hogar colmado de solidaridad y sabiduría, no seria quien soy si no tuviera dos padres tan bellos. Verme reflejada en ustedes me da orgullo; cuan sabia fui en elegirlos antes de llegar a este mundo.

No me alcanzan las palabras para retribuir una mínima parte, tal vez mis ojos y mi felicidad sean la manera más sincera y clara de hacerlo.

Eternamente AGRADECIDA al Universo, a todos mis amigos, compañeros de ruta incansables, a los destellantes seres de luz que me rodean, a mi loca familia y a cada partícula de vida y AMOR que vibra, en todo.

Me resta alzar los brazos al cielo y sentir en ese huequito, que se nos hace a la altura del estomago, un sin fin de mariposas danzando entre luces de colores. No puedo pedirle a la vida más nada, porque tengo todo lo que necesito: AMOR en todas sus formas y estados. Sé que estoy donde tengo que estar y siendo quien soy, en mi más pura esencia; esa sensación es innegociable y no se compra en ningún sitio de este Planeta.

Aun vibra en mí la energía recibida, la dicha colma mi corazón; y sé que esa sensación no es momentánea, me habita desde hace siglos.

La semilla esta plantada.

La vida es un sueño que día a día hago realidad.

GRACIAS por ser parte esencial.


Los amo, siempre.

Nadia

19-12-10

16 de diciembre de 2010

Inversa profundidad

Respira la luna y yo siento hundirme en sus congelados cráteres.

¿Quién dijo que hundirse es negativo?

La profundidad es la esencia que me habita.

No me conformo con palpar la superficie.

Siempre hay algo más allá capaz de conmovernos, la piel, el Alma, los ojos; hasta sentir que volamos sobre el paraíso.

Siempre hay algo más allá acechándonos desde la oscuridad y atrayéndonos hacia sus perversas fauces.


Siempre detrás de todo espejo, hay cientos de espejos más.


N.P.S

16/12/10

Salir al Sol

Salir al sol cada mañana,

con la frente amplia, con las manos limpias.

Enfrentar la vida en cada esquina,

con los pies enraizados en el infinito.

Mirar a Dios de frente, que no se le olvide que estoy acá,

que no permanezco, me renuevo a cada paso.

Salir al sol cada mañana,

con mis fracasos a cuestas,

los amores marchitos y sus puñales de fuego,

mis muertos tan vivos,

el peso del mundo y los finales, no felices.

Salir al sol, a pesar de todo y con todo, cada mañana,

teniendo plena certeza de que todo es parte del camino.

Nadie me quita lo bailado

y aun, me sobra son para soñar.

N.P.S

16/12/10

14 de diciembre de 2010

Pompas de amor

El amor es como una burbuja de jabón. Y cuando digo esto, me refiero a esas grandes y brillantes que reflejan todos los colores del Arco Iris en su superficie. A aquellas que dejan a los niños boquiabiertos y a los adultos con los ojos brillosos.

El amor es como una burbuja de jabón, circular, infinito, no tiene principio ni final.

Es cíclico, un circulo eterno de colores y vibraciones sutiles.

El amor es como una burbuja de jabón, por su fragilidad. Cuando uno hace burbujas estas se van expandiendo, pero si uno sopla demasiado o muy fuerte, se explota. Lo mismo sucede con el amor, encontrar el punto exacto es un gran desafió, y sobre todo un milagro que a veces sucede.

Eso si, cuando explota la burbuja ¡desaparece! ni rastros quedan de su existencia. Pareciera expandirse y fusionarse con “el todo”.

El amor es como una burbuja de jabón, por lo voluble de su textura amorfa. Puede tomar tantas formas, como tamaños, dependiendo de múltiples factores.

El amor es como una burbuja de jabón, decía, sobre todo por esta bella y cruel cualidad de las burbujas. Hablo de cuando uno intenta agarrarlas y se disuelven en el aire, se esfuman como si nunca hubieran sido reales.

Es imposible palparlas, apenas tocan nuestra piel u algún objeto estallan, pero que sea imposible no quiere decir que no sean reales y mágicas. Tal vez lo fugaz sea lo más bello y sagrado que podamos conocer.

Mucho tienen que ver las pompas de jabón y el Amor.

N.P.S

14/12/10



¿Será?

¿Será el grito de los que no tienen voz?

¿Será que Dios se habrá enojado?

¿Será la fiereza del Mar que hasta aquí ha llegado?

¿Serán los Ángeles alados que revolotean la tempestad?

¿Será la fuerza del destino?

¿Será una guerra invisible entre antiguos dioses?

¿Será que truenan los astros, se cayó algún planeta o la luna estornudo?

¿Será que la Tierra intenta centrifugarnos?

Yo no se que será pero deseo que se detenga pronto,

porque siento que se me vuela el Alma.



N.P.S

Noviembre

2010

11 de diciembre de 2010

ASI se siente uno horas antes de recibirse

No se como explicar como me siento ¿Se explican estas cosas?

Son sensaciones tan intangibles, tan raras y tal vez ajenas o poco comunes.

Es el cierre de una gran etapa, de una carrera que elegí estudiar hace más de ocho años y que mañana, termina. Todo lo que concluye, me produce cierto rechazo, siempre me costo “soltar”; tal vez sea demasiado amiga de la nostalgia. Ah pero eso si, abrir nuevas puertas me encanta así que por ese lado equilibro un poco la cuestión.

El punto es esa línea que se traza, como dividiendo aguas, como separando lo que tal vez no es más que la continuación de algo, de eslabones, de causas y efectos, de siembras y cosechas.

Muchos momentos, etapas, personas, modelos, edades y tantas imágenes me habitan como un flashback continuo; es en parte como morir y nacer en otro espacio.

Dejar de ser “estudiante” y pasar a ser “licenciada” (como si eso significara algo realmente) pero lo es en el plano de lo simbólico, por supuesto.

Tengo esa sensación ambigua, como de extrañeza o de caer, de tomar conciencia del presente: “Che que loco, ya me recibo como pasan los años”. Y todo el mundo repite lo mismo “¡No lo puedo creer, ya sos psicóloga!” o como dice mi abuelita “Vas a ser la mejor dotora”.

Y pienso cuando era una adolescente y me debatía entre filosofía, medicina y esto que soy, o estoy por ser, o sere…es igual: Licenciada en Psicología.

Al final es solo un titulo donde cabe, jurídica y socialmente, lo que siempre fue mi vocación desde que abrí los ojos en este Planeta: la vocación de servicio, de ayudar, de ser útil a los demás, de aportar algo a este Universo. Claro que para eso no hace falta ser licenciada en nada, sino otras cuestiones más innatas y esenciales que no vienen al caso “enumerar”.

Entre todo lo que pienso, y reprimo, y forcluyo, y sublimo, y proyecto y tal vez hasta niegue, pienso un poco en mi, como observando la situación desde afuera. Pienso otro poco en los Otros, con y sin mayúscula. Y siento uff, tantas cosas…como decía al principio no se puede explicar esta desmezcla de pulsiones, este pasaje al acto tan inminente, esta sensación de falta de borde absoluta, este GRAN todo que soy y se exacerba en una situación tan…¿Especial? ¿Única? ¿Diferente? ¡Lo que sea!

Estoy acompañada por diversas fuerzas, me dice ella. Si, lo estoy y las siento.

Y la cachetada de frente, tampoco se hace esperar. Angie no esta y esta en todas partes. Mi compañera eterna de locura, con la que inventábamos mundos hasta la madrugada, con la que creíamos transformar la realidad de la salud mental, con la que pisamos el Borda por primera vez con cara de niñas inexpertas y pasos cortos…ella, mi otra mitad.

Con la que compartíamos la esencia y la misión desde el primer día.

La escucho, desde donde sea que este, festejar este logro. Y para mi, todo este acontecimiento tiene mucho que ver con ella, con su apoyo, con su consejo, con nuestros sueños en común, por la confianza y admiración que siempre ambas supimos cultivas y cuidar como un tesoro inquebrantable. Este egreso tiene mucho que ver con ella, conmigo, con las etapas y ciclos de muertes y renacimientos. Ahora más que antes.

Voy a terminar acá de explayar mi interior e intentar banalmente poner en palabras eso indecible, eso real que no tiene casi inscripción. Intentare entregarme a Morfeo, deseando que el inconciente esta noche no vuelva a jugarme una mala pasada y procurando no despertarme en dos horas repitiendo algún viejo concepto ya estudiado hasta el hartazgo.

Visto de cerca NADIE es normal.

O tal vez, vista de cerca NADIA es normal.

¿Será?

N.P.S

03/12/10

01:24 am.

27 de noviembre de 2010

¿Tantos?


¿Cómo se cierra el mundo?

¿Cuántas más vueltas inconclusas puede pegar la vida hasta retorcerte las vértebras?

¿Dónde va todo eso que uno entrega y el otro no recibe?

¿Qué grado de estupidez puede sufrir el Ser Humano cuando esta enamorado?

¿Qué se hace con “todo eso” que queda atorado ahí, entre el corazón y el cuello?

¿En que plano se cumplen los sueños que soñaste con alguien que nunca existió?

¿Podrá la garganta estallar en mil pedazos reproduciendo alguna sinfonía de Bach?

¿Huirán las palabras por los ojos?

¿Los sonidos por la piel?

¿Cómo se ama tanto a pesar de todo?

¿Hasta donde es necesario aguantar? ¿Es necesario?

¿Cuál es la dirección del correo donde uno va a buscar un corazón nuevo?

¿Qué no existe? ¡Vamos, tiene que existir y con varias sucursales!

¿Cómo es que pudimos llegar a esto?

¡¿Cómo?!

En el amor también se debería pagar a contra reembolso.

Pero las cosas son así: de ninguna manera.

Algunas situaciones no tienen retorno; hay lugares de los cuales no se vuelve por más que uno quiera. Hay cerraduras que se cierran de por vida. Te aseguro que las hay.

Y ahí, mientras Dios juega a las escondidas con las llaves, el diablo mete la cola entre las puertas.

No falla.

Miles de puertas, que al abrirse señalan múltiples caminos.

Tantos candados como ventanas, no puedo elegir; no se hacerlo.

¿Cuál es el punto final? ¿Dónde encuentro el botón que dice OFF?

El último apaga la luz, dice un niño.

¿Y si ese último era el portador de la última luz?

Silencio.

Después de todo, nos quedan tantas oportunidades como vidas.

Tantos sueños, como esperanzas rotas.

Tanta luz, como oscuridad.

Tantos desenlaces trágicos, como finales felices.

O no.

¡Oh…no!

N.P.S

26/11/10

Espejos

Si me extrañas, simplemente párate frente al espejo y obsérvame.

Si, lo sé.

A mi también me sobresalta a veces encontrarte ahí, en las mañanas o en las noches, cuando tu ausencia se solidifica en el aire.

Pero te encuentro y no hay maquillaje que recubra tu ser en mis pupilas.

Así como no hay pastillas para el Alma y la distancia.


Si me extrañas, simplemente párate frente al espejo y encontrame.

No será difícil, te puedo asegurar que te encuentro entre mis pestañas y bajo mi piel

más a menudo de la que respiro.


N.P.S

26/11/10

21 de noviembre de 2010

Ser tan ser

Elegí que mi vida sea una montaña rusa de emociones, una ensalada mixta repleta de condimentos, un helado multifrutal…o tal vez fue el destino, los astros, todo ese gran combo que se confabula para que seamos lo que somos.

¿Importa? Si así acontece y fluye, desde que tengo conciencia en este plano.

Suceso tras suceso como eslabones sincrónicamente enlazados, encuentros, desencuentros, muertes y nacimientos. Todo con un sentido casi premeditado.

Siempre lo digo, todo es tan perfecto que produce pavura.

Pero lo más hermoso es que no deja de sorprenderme, nada más sublime que una vida sin libreto, que no saber el final de los cuentos, que cocrear el contexto en cada respiración ¡Que desafió excitante!

Peldaños bien soldados, de esas conexiones que se sellan de una vez y para siempre.

Y bueno…algunas más endebles, que también son divertidas.

No nací para ser lineal, estructurada y mucho menos para “acatar reglas”, prefiero los compases que giran sin principio ni fin. Ese bendito infinito que nos contiene.

No pertenecí jamás a “la media” o a “lo esperable” los test psicometricos no fueron hechos para mi.

Como dice Charly, la mediocridad para algunos es normal, la locura para mi fue siempre ese poder ver más allá. Esa costumbre de no quedarme en la superficie del fondo y raspar hasta el final, a veces con más suerte que otras.

Será porque como dice Marisa Wagner, esa loca hermosa, que cuando me desvisto me saco hasta la piel.

Ese rasgo maniaco de desbordarme por todos los costados, sin omisión.

Eso si, no conozco el arrepentimiento, todo en esta vida sucede por alguna razón.

¿Experiencia? de eso se trata la vida. De probar, de arriesgar, de ser una luz de neón intermitente, en un caso de manual como es el mío si es que quepo en algún diagnostico del DSM nosequenumero.

¿Cuál será el diagnostico que tenga síntomas como: buscar el viento en contra para despeinarse, disfrutar de cada día como si fuera el último, tener concientizada la propia muerte, intervenir artísticamente cada cosa que encuentro o creo, recrear el Amor y despertar por las noches, entre otros?

Llevar siempre ropa interior sin agujeros y limpia. Antes mamá decía que era “por si tenias un accidente” ahora las reglas son otras.

No olvidar el cepillo de dientes, nunca se sabe quien puede invitarte a dormir.

Nueva versión “La guia T del pirata” infaltable para algunos bolsillos.

Y si, el humor ahí siempre en primera fila de combate. Colándose por esos huecos vacíos por donde se evapora el dolor del universo, disfrazando esta angustia existencial, intentado hacer más soportable los peldaños que se caen y nos dejan tecleando en la nada misma. Ese espacio negro que nos devora con sus fauces austeras.

Porque cuesta ser sensible y no herirse ¡Puta Mario que cuesta! Pero vale la pena.

Pero eso si, con los pacientes solo hay que hacer una cosa: escucharlos.

No me olvido nunca más esa frase Silvia Vazquez, gracias por ser tan ser.

N.P.S

20/11/10

15 de noviembre de 2010

TODO

Che, no se me estará yendo un poco la mano con esto de … ¿Salvar al Mundo?

Primera ley de termodinámica: la energía es indestructible. Conservación de la energía.

Y Jorge Dexler canta “Nada se pierde, todo se transforma”.

El amor es nuestra naturaleza.

EN AMOR ARTE

¿Quién se atrevió a separar el Arte del Amor? son hermanos siameses.

El cuerpo freno mi desenfreno pero ¿Hacia falta vomitar tanto?

¡Mira que yo no me guardo nada!

Puff ¿Qué si la música cura? Cicatriza cualquiera hemorragia.

Hoy rindo el ultimo coloquio de esta licenciatura que elegí empezar hace ocho años (como para que no me baje la presión)

Los engranajes internos se corresponden con los externos, somos un microcosmos sincrónico y sin un solo error. No somos nada y somos todo, todos en uno.

¿Vos te diste cuenta de la perfecta maquina que somos?

Pisar fuerte, soportar lo endeble, aplaudir el desastre, llorar la victoria, reconstruir con escombros, abrirse paso y sobre todo: hacerse cargo.

Perder la razón por sus ojos y recuperarla en ese frío hospital inhóspito, y tan cercano.

Cerrar los ojos e implosionarme hacia otra dimensión. Dicen los científicos que habría cerca de doscientas. Y nosotros, nos fascinamos cuando el cine anuncia 3D

¡Cuan ignorantes podemos ser!

Avenida Corrientes y Mario Bravo. Hay sol, mucho sol pero un viento de Mar acaricia mis pestañas. Unos tal “Manu Chao” dicen que “gustan de mi” así como les gusta la mar, marihuana y todolodemas.

Yo creo que solo se trata de estar PRESENTE en la única realidad posible,

la del aquí y ahora. Todo lo demás, es ILUSION.



(bajo en plaza Miserere e intento ayudar a un señor no vidente a cruzar la calle, pero se enoja un poco. Creo que un travesti intenta piropearme y mis amigos, como siempre, acotan: - Ay Nadi, solo a vos te pasan estas cosas -)

N.P.S

15/11/10

7 de noviembre de 2010

Regálame vida

Quiero colores, vivos, brillosos.

Flores dinámicas, tallos repletos de clorofila, estambres de luz.

Hojas carnosas color esperanza; no de esas secas y marrones que se hacen polvo al caer.

Amo las flores y las elijo vivas; en crecimiento, en expansión.

No me gustan las florerías, me huelen a muerte, a oxido.

Las veo en tristes tachos grises, simulando lo que no es. Como para no estarlo ¡Si han sido arrancadas en pleno esplendor!

No quiero comprar muerte, no quiero ser cómplice de un arañazo más a la maravillosa Madre Naturaleza.

Por eso, cultiva vida, regalame una maseta con alguna linda planta que de vez en cuando se brote, psicoticamente, de colores y luz. Un pedazito de Pacha que me regale su sabiduría en pimpollos.

Una plantita a la cual tenga que cuidar, regar y hablarle por las mañanas.

Esperar ansiosa a que los pétalos comiencen a expandirse, naciendo a la vida.

Regalemos naturaleza viva, aquella que en todas sus células y formas hunde sus raíces en la Tierra, no en un florero de vidrio.


Cultivemos el AMOR por la naturaleza y el respeto que se merece.

Educamos al futuro para sembrar y no arrancar, para cuidar lo que nos cuida.

Para perfumar con la existencia el momento presente.

Regalemos vida, que la muerte es innegable y además, no avisa.

N.P.S

07/11/10

27 de octubre de 2010

Lloro


Llorar el nacimiento de una vida que surge

Llorar por los candados que nos asfixian

Llorar multicolor

Llorar por lo irreversible

Llorar por la bendición de estar vivo

Llorar por lo injusto que a veces nos resulta todo

Llorar por la conmoción de la existencia

Llorar cuando te desborda el Amor

Llorar de ternura absoluta

Llorar de impotencia, con los puños cerrados

Llorar porque la muerte no pide perdón

Llorar contemplando la inocencia

Llorar escuchando el silencio de un anciano

Llorar por los amores inconclusos

Llorar para sublimar tanta alegría

Llorar de lucidez y asombro

Llorar por que siempre hay alguien

Llorar felizmente

Llorar en la oscuridad

Llorar por incomprensión

Llorar por la oportunidad perdida

Llorar ridículamente

Llorar mirando a los ojos a quien amamos

Llorar frente al espejo, llorar con uno mismo

Llorar en silencio

Llorar por que la vida es hoy

Llorar con todo el cuerpo

Llorar en blanco y negro

Llorar en cámara lenta

Llorar cuando se cierra el telón

Llorar maniacamente

Llorar contra la almohada

Llorar cuando no hay nadie

Llorar por que siempre hay razones para tener razón

Llorar cuando brota el arco iris, ese instante fugaz

Llorar descubriendo la cara oscura de la luna

Llorar al sostener una mano

Llorar por lo que se fue y ya no retornara

Llorar en esos abrazos que te parten los huesos

Llorar por lo que esta aconteciendo

Llorar de insomnio

Llorar por puro apasionamiento

Llorar lágrimas indelebles

Llorar con los puños sobre una hoja

Llorar revolucionariamente

Llorar desde el Alma, sin apretar la garganta, soltando los puños, entregándonos al llanto.

Es remediablemente injusto, es decir: siempre necesario.

Llorar a lágrima viva, diría mi buen amigo Oliverio.

N.P.S

27/10/10

29 de septiembre de 2010

RATHA

Vivir es abrir los ojos.

Vivir es escuchar la voz del silencio.

Vivir es brillar en la oscuridad.

Vivir es bailar descalzo sobre el barro.

Vivir es sostener la mirada.

Vivir es ser conciente.

Vivir es divino.

Vivir es Ser.

Vivir es sonreírle a las sombras.

Vivir es pertenecer a cada partícula del Universo.

Vivir es reconciliarse con el vacío.

Vivir es conmoverse ante el asombro.

Vivir es una bendición.

Vivir es forjar tu propio destino.

Vivir es contemplar el misterio.

Vivir es jugar a ser adultos.

Vivir es un Arte.

Vivir es celebrar la existencia.

Vivir es un milagro.

Vivir es honrar la muerte.

Vivir es latir al unísono del Amor.

Vivir es acallar la mente.

Vivir es una intención…

La vida es un sueño; hazlo realidad.

Madre Teresa de Calcuta

N.P.S

29/09/10



16 de septiembre de 2010

Onoff

A veces pienso que hay botones que nunca deberían ser presionados.
Botones que desencadenan una serie de mecanismos impulsivos que casi por inercia se ponen en marcha antes de que uno pueda frenar lo que acontece.
Es como la flecha lanzada.
El efecto domino.
La teoría del caos.
Pienso que hay secretos con uno mismo que deberían morir así, con uno mismo.
Si, soy participe de la verdad, siempre, de no guardarse absolutamente nada, de ser sinceros y transparentes. De vomitar para que se no pudra, de exteriorizar como se pueda, de plasmar por medio del cualquier disciplina artística, de sublimar todo lo posible. Claro.
Pero…nobleza obliga. Pero…se me sale por los poros. Pero…se me ve en los ojos.
Hay un espacio entre uno mismo y uno mismo, donde laten esos susurros que apenas escuchamos o que nos dejan sordos. Ambos extremos son reales. A los primeros podemos esquivarlos, acallarlos pero los que nos ensordecen pujan por salir a la luz.
Y terminan saliendo de las maneras menos esperadas. Nos sorprenden.
Sabemos que exteriorizarlos es tomar de la punta de la madeja del ovillo y largarla al vacío. Es dejar que se desenvuelva en palabras absurdas que no están habitadas por un nosotros real. Es dejar que se anuden ridículas esperanzas con justificaciones y excusas pobladas de miedo.
Eso que ni siquiera podemos poner en palabras ordenadas, coherentes y poéticas.
No.
Salen así como una ensalada de sentimientos, un cóctel de emociones desorganizadas, un abecedario roto. Un sinsentido que nos cristaliza, posiblemente, en el lugar no indicado.
Por eso pienso que hay botones que nunca deben ser presionados.
Que son como teclas de encendido y apagado, donde uno no tiene control sobre lo que van a disparar. De cómo van a implosionar dentro de otro. De cómo frenar lo que ya se disparo en palabras.
Y sin embargo, a pesar del esfuerzo, a veces la mirada, el gesto sutil, el código cómplice, las manos…nos delatan más de lo que quisiéramos, entonces ¿Cómo callar eso que late para que no detone? ¿Cómo?



N.P.S
17/09/10

12 de septiembre de 2010

Conciencia melódica

La música como eco de lo impalpable.
Sutiles vibraciones rozan las palmas de mis manos y se dirigen hacia mi corazón.
Una suave melodía perfuma el aire. Un ritmo divino y circular que desciende del cielo me habita; así como habita el Alma de cada célula viviente.
Bendita la sutileza de sus notas acariciando mis sentidos.
Son sus manos de algodón, el acorde de Dios.
La pasión que nos contagia puebla la soledad de compañía, los pulmones de pureza, las manos de abundancia.
Pertenezco al milagro de entonar melodías sagradas que nos hacen volar.
Sin fronteras, sin dudas, sin miedos.
Volar.
La música recorre cada célula de mi cuerpo, que sonríe con toda la existencia.
Las vibraciones purifican cada rincón de mi ser, mi corazón es pura percusión.
Sube la temperatura, fluye la energía por mi pie derecho y todo se retroalimenta en un circulo natural de reciclaje infinito.
Es la música quien da forma al vacío, a esa nada tan poblada de todo.

Y después…la celebración del silencio.
El infinito silencio mental en el que nos sumergimos, entregándonos al devenir presente, el aquí y ahora de la existencia real.
Nuestra única oportunidad de ser plena y concientemente felices.
Las ilusiones se diluyen y permanece la luz del silencio que nos contempla.
Una inmortal sensación de tranquilidad fluye por todas nuestras dimensiones.
Respirar profundo, sonreír generosamente y sentir en el centro del Ser que uno esta donde debe estar:
allí; donde todos somos uno.
Allí, en ese núcleo cósmico que conforma la esencia de cada partícula que compone este maravilloso universo: EL AMOR.





….el cuerpo absorbe los sonidos y los convierte en Conciencia. Cuando estas sentado en Bhajans, todo tu cuerpo se empapa de energía y tiene lugar la transformación. Si te sientas a escuchar chismes o música violenta, eso también lo absorbe tu cuerpo.
Pero cuando escuchas Conocimiento o cantas con todo tu corazón, tu conciencia se eleva.
Sri Sri Ravi Shankar *




N.P.S
13/09/10


* del libro “Celebrando el Silencio”, El Arte de Vivir, fundación Internacional.






27 de agosto de 2010

Enlunada

Cautelosamente se asoma a saludarme.
Siempre con la misma cara, ese rostro tan familiar.
Su misterio me hipnotiza, ese son femenino.
Ella; tan distante y perfecta.
Y yo, un animal nocturno que ama la noche en todos sus matices.

Faro nocturno que jamás pide permiso; amo su intromisión.
Irrumpe en mi habitación con su anémico reflejo a entorpecerme el corazón.
Testigo de milenios, vidas y muertes, amores imposibles, secretos sin confesar.
Habita en la oscuridad y en la más profunda soledad del espacio infinito.
Titilan a su alrededor pequeñas centinelas que la acompañan en soledad.

Toma fuerza y volumen en la noche ancestral, abre Almas y cierra parpados, ella.
Inmóvil, domina océanos, dueña de las mareas.
Llena, hace perder la razón de los seres humanos.
Después de todo, estamos compuestos de un setenta y cinco porciento de agua.
Esa misma agua que se evapora de noche en la ebullición de los corazones taciturnos.

Intento alcanzarte, inútilmente, deseo tocarte como un amante ilusorio.
Casi palpo el hielo de tus labios.
La inmensidad de tu superficie.
El rítmico latir de mis pasos sobre tu piel.
Quiero dar la vuelta, conocerte completa, descubrir quien sos.
Caminarte.

Pero ya todos duermen…parece que no queda nadie más que nosotras.
Al fin solas, ella y yo.
Cara a cara.

N.P.S
27/08/10

25 de agosto de 2010

Ser en el instante

El silencio tras la palabra emitida impulsivamente.
El grito de dos corazones que se encuentran distantes.
Lo irreversible.
El llanto atragantado en la garganta.
El paso definitivo.
El instante previo al portazo.
El sin retorno.
Los pies estacados.
El momento en que no fuimos sinceros con nosotros mismos.
El segundo en que dejamos de entregarnos.
El miedo que se cuela en cada circunvolución.
Las grietas por donde se filtra el sentido del Universo.
La ultima luz que se apaga.
Las ruedas del avión al despegar.
El cierre roto.
La copa estrellada.
Los labios fríos.
La luna roja.
La mirada cristalizada.
Lo que no vuelve.
Las manos partidas.
La oportunidad desperdiciada.
La ignorancia del disfrute.
El poder del aquí y el ahora.
Fluir con lo que nos convoca; de eso se trata vivir.

N.P.S
25/08/10

01:45 a.m.

20 de agosto de 2010

Habitada

El Alma colmada de Universo.
Correr en dirección contraria.
La majestuosidad de la locura.
Unas elocuentes manos.
Ser salvada por el Arte.
La calidez de la madrugada.
La entereza en el espejo.
Las frías manos de la luna.
El vapor de un té de hierbas.
Unas cuantas formas me habitan…

N.P.S
20/08/10

Sencillez

Deshacerse de los bolsillos; no guardar más nada.
Cerrar todas las puertas; crear un rumbo no establecido.
Darlo todo por perdido; vislumbrar la oportunidad.
Tomar responsabilidades; ser concientemente libre.
Soportar el vacío; comprender la correspondencia.
No aferrarse a nada; aceptar lo fugaz.
Saber que no se sabe; iluminar nuestra ignorancia.
Desear poco; ilusionarse menos.
Expandir el horizonte; ahondar en las raíces.
Desvirtuar la realidad; entregarse a la percepción.
Reflejar lo infinito; permitirse morir.
Sonreír como niños; ser consecuente.
No esperar a nadie; ser feliz con uno mismo.
Observar la luna; suspirar a menudo.
Ser fiel al propio pulso; amar sin condiciones.
Respirar profundo; elegir no elegir nada.
Confiar.
Creer.
Manifestarse.



N.P.S
20/08/10


18 de agosto de 2010

¿Dónde están los pibes?

13:00 hrs. de un miércoles 18 de agosto de 2010.
Estación Retiro.
Encuentro un asiento vació, de esos que viajas al revés, contra la ventanilla.
Me acurruco buscando el sol que hoy esta ausente. Escucho la radio.
En el andén un muchacho que vende pan se pelea con otro que paso caminando. Se pegan un par de trompadas y alguien los separa; se gritan un par de cosas a la distancia.
El que no vende pan, entra y se sienta casi enfrente de mí, mirándome fijo a los ojos.
A las dos o tres estaciones sube un hombre de unos cuarenta y pico de años.
Botella de cerveza en la mano; acompañado de un aspecto de abandonado muy fuerte.
Intenta agarrase como puede del pasamanos y los asientos, trae consigo una bolsa llena de botellas.
Y entonces, comienza a gritar: ¿Dónde están los pibes? ¿Y las minas, donde están las minas? ¡Quiero a las minas! ¡Quiero a los pibes! En un primer momento todos los pasajeros nos quedamos conmocionados. Confieso que no me saque los auriculares, los primeros cinco minutos y si lo hice cuando escuche la palabra MILITARES. Nos mirábamos con el resto de la gente, a veces a los ojos, a veces no. Algunos tenían cara de pánico, otros miraban por la ventanilla como “si nada estuviera pasando” y otros tantos observaban al hombre muy seriamente. Así esta persona comenzó hablando de “los pibes de Malvinas”, del año 1982 para luego desembocar en la dictadura militar, en los desaparecidos y en que “esos hijos de puta tienen que ir a juicio y se están haciendo los boludos”. Cada vez gritaba más fuerte, con más energía, con más indignación y el dolor se filtraba por cada cuerda de su garganta. La noche de los lápices ¿Qué paso ahí? ¿Dónde están los pibes de las noches de los lápices? ¿Y las minas, donde están esas minas? Y los pibes de Avellaneda ¿Dónde están? ¡LOS QUIERO VIVOS! ¡VIVOS LOS QUIERO! Y entonces se quebró, en un llanto insoportable que interpelo, estoy segura, a cada pasajero del último vagón de ese tren que salio en Retiro y yo al menos, ya no sabia donde estaba.
El hombre no dejaba de llorar, de revolear para todos lados la botella, así como su cuerpo desestabilizado, no se si por el dolor o por el alcohol, creo que ambas cosas.
En cada estación subía gente nueva y yo no podía dejar de observar sus reacciones.
Se y nos preguntaba continuamente, durante varias estaciones, donde estaban todas esas personas, esos pibes, esas minas, que él quería vivos. Su presencia era muy fuerte, su aspecto muy confuso pero su dolor…muy claro. No pude dejar de preguntarme que le habrá pasado a este hombre, a quien habrá perdido. Por momentos no sabia si pararme y hablarle, si buscar ayuda, si seguir simplemente mirándolo apoyándolo desde la mirada solamente…pensé que si bien no aparentaba ser un peligro para terceros, si lo era para él mismo en ese estado, tal vez podría caerse al bajarse del tren.
No supe que hacer. Nos miramos con una chica de rulos, medias violetas y cartera de bambula.
Delante de mi asiento, un chico joven lo observaba como dubitativo ¿Hago o no hago algo? Decía su cuerpo. Finalmente el señor, con bolsa y botella en mano, se fue caminando por los vagones…aun se escuchaban sus gritos, hasta que lo perdí de “oído”. Cuando me baje lo busque con la mirada, pero no lo vi, ni lo escuche, ni tampoco se bajo en ninguna estación porque me mantuve atenta.
¿Dónde están los pibes? me retumbo en la cabeza hasta la puerta de mi casa. Se me salía por los poros plasmar esto, una situación fuerte que me hizo reflexionar y me paralizo por momentos.

¿Qué sucede en el mundo? ¿Por qué la gente esta “tan loca”?
¿Dónde esta tu mente ahora?¿Qué haces vos para cambiar “la realidad”?


¿Dónde estará este hombre, ahora? ¿Esta?

N.P.S
18/08/10

7 de agosto de 2010

Pertenezco

Pertenezco al fuego de la vela que me alumbra en este instante.
Pertenezco al aire que me contiene, al que inhalo, al que exhalo y todo el que se encuentra suspendido en el espacio que habito.
Pertenezco a la lluvia, ese milagro que cae del cielo y nos empapa de pureza regando nuestras raíces.
Pertenezco a esta Tierra que me sostiene de pie y a la cual retornaremos todos…ancestral y sabia Pacha.
Pertenezco a la piedra inmóvil, al río manso y a las hojas perennes de otoño, que se amontonan sobre la vereda.
Pertenezco a la espuma del Mar, al silencio de la cumbre, a la templanza de los amaneceres.
Pertenezco a las esquinas de la luna, a cada estrella que aun titila y a cada rayo de sol que alumbra la existencia.
Pertenezco a cada partícula del Universo.
A cada gota del océano.
A cada pupila humana donde me reflejo.
Me diluyo en el aire y me entrego al eco del infinito con el Alma sonriente.
Te pertenezco.

N.P.S
06/08/10



Incesantes

Me habita el silencio del todo inabordable.
Fluye por mis venas la fuerza del océano.
Estoy despierta suspendida en la certeza de lo incierto, donde permanece lo que se diluye, donde lo único inmutable es el cambio.
Tengo ojos pero no veo, tengo boca pero no hablo. Escucho el silencio.
Las sensaciones laten en el centro de mi pecho, me inunda la tranquilidad del estado natural de las cosas.
Me sumerjo en el vació inmaterial del cual esta formado este Universo.
Me empapo de sonrisas, siempre hay festejo en el centro de la luz.
Estallo de amor y ese dulce estallido me fusiona con la esencia y el Alma de cada chispa viviente.
Todo pasa y se transforma. Muta y cambia.
Lo único que permanece es la incesante búsqueda de amor; eso es lo que somos.

N.P.S
03/08/10





18 de julio de 2010

Ser yo misma

Escribir un poema es reparar la herida fundamental, la desgarradura.
Porque todos estamos heridos.
Pizarnik 1972


Escribo para que no me suceda lo que temo; o tal vez lo que más deseo.
Asisto a mi propia existencia sin que nadie me haya invitado.
Soy el escenario repleto de criaturas, además de las sillas vacías, acompañadas del sordo sonido ausente que me constituye.
Me aplaudo de pie.
Soy destinataria de mis propias palabras que retumban en el hueco sonido de mis dispares latidos.
Escribo para que lo que me hiere; se resigne.
Para poner una hilera de palabras, entre la muerte y yo.
Para rellenar el vació perforado de mundo.
Yo. Ni Y ni O. Oy.
La coleccionista de ausencias.
La que nunca pide permiso, porque no puede andar por la vida sin tocarla.
La que se hospeda divergente.
La que ama el complejo laberinto de las sombras.
La que se desafía continuamente a ser ella misma.
La que no puede esperar porque la vida no espera.
La que se zambulle de cabeza al interior de todo; y todos.
La irónica, sarcástica y acida.
Agobiada por una identidad fanática.
Aburrida de celebrarse a si misma.
Busca salir de si misma analizándose.
Ahogada en su mismidad.
Inconciente fastidiada por ese infierno; que siempre son los otros.
Conciencia herida que busca alivio para sus males en la conjetura de la incorrespondencia amorosa o en la idea de que siempre se persigue lo inalcanzable; aunque corra más rápido que su soledad.
Una experta de la espera que intenta cultivar la paciencia


antes que la vida cierre la ultima puerta.


Este habito de esperar a quien sé que no va a venir.
De esto moriré, de espera oxidada, de polvo aguardador.
Pizarnik, marzo 1961


N.P.S
17/07/10



Nota: Las oraciones que se encuentran en cursiva, pertenecen al libro “Alejandra Pizarnik, Maestra del Psicoanálisis” de Marcelo Percia, Alción Editora.


Dibujo: Maggie Taylor

2 de julio de 2010

Buenas tardes ¿unayuda?

Cuando uno viaja en tren, hasta Retiro o cualquier destino, generalmente el paisaje, la gente “todo” puede volverse cotidiano y común. Así la inercia nos acostumbra a poner piloto automático, lamentablemente.
O no.
En mi caso, aun no me acostumbro y espero no hacerlo nunca. No es mi naturaleza, justamente, naturalizar lo injusto y lo que no debería ser de determinada manera y sin embargo, lo es. Cada vez que un niño me da una estampita, un repasador o una mirada triste, suspiro profundamente, casi resignada como si esa situación fuera un designio natural que no puede cambiarse, cuando todos sabemos que es una mera construcción social que puede transformarse desde esa misma base, lo social. No me acostumbro a los que andan con una pierna, o con dos pero sin sonrisas. No me acostumbro a los niños colgados de sus madres, descalzos y muertos de hambre, ni a lo barato de sus ofertas, ni a la desesperación de sus miradas en silencio. No puedo soportar volver a ver en el centro un hombre sacándoles pan a las palomas para comer.
Cada vez que saco el boleto del tren, en las maquinas, hay cinco niños pidiéndome el vuelto y a veces uno no sabe realmente que hacer. Si tengo comida encima nunca dudo en dárselas pero darles plata ¿Es realmente lo más adecuado? Ya conocemos el trasfondo de estas circunstancias.
Hace unos días, en el tren un señor contó su historia, compartió con todos los pasajeros su vida y sus más penosas sombras. Luego, paso de asiento en asiento diciendo automatizadamente y con ese característico tono “Buenas tardes ¿Una ayuda?”. Pocos lo miraban, tal vez por estar acostumbrados, o por indiferencia, quizás por vergüenza, o porque algo de ese sujeto los interpelaba; y la gente no tiene ganas de hacerse cargo de nada.
Yo me quede pensando lo difícil que debe ser subirse a un transporte público y contarles a los desconocidos tu situación, la de tus hijos enfermos sin comida, ni educación, decirle al mundo que tenes HIV, o que estas en un espacio de rehabilitación por adicciones. Por un segundo intente ponerme en la piel de esas personas, que tienen que salir a pedir monedas y quien sabe cuantas cosas más, desde su postura y desde todo lo que eso implica. Que complejo debe ser eludir el pudor y en muchos casos la vergüenza de mendigar, de pedirle al resto algo para comer, para comprar medicación a sus hijos, para poder sobrevivir; cuando se supone que es el Estado quien debería garantizar los derechos humanos básicos de cualquier ser humano. Y también nosotros somos responsables, como ciudadanos y como humanos, de no hacer valer esos derechos, de dejar que los vulneren los mismos que nos los dan. A mi me da vergüenza esa situación, no solo porque suelo sentir lo que puede pasarle a ese sujeto allí parado, sino vergüenza porque estas cosas sucedan, a plena luz del día y en la cara de todos. Si, sé que son muchisimas las personas que trabajan por vocación y militancia, lo sé. Pero hay algo más allá de ese trabajo, algo del engranaje social que aun necesita transformarse, más del lado de los supuestos, de los prejuicios, de la mirada distante y opresora.
Y ya sabemos la historia de la comodidad, de que a “nosotros no nos toca” entonces es más fácil mirar para el costado, porque ESO le pasa solo al otro, a mí no. ¿Y el otro acaso no es otro yo? ¿No es ese otro que me compone también? Somos seres sociales, la falsa segregación individualista, que muchos intentan cultivar, nos ha hecho creer que “nada tenemos que ver” con los “otros” que muchos prefieren ignorar. Sostener esa falsa creencia, es realmente una tragedia y el fin de la transformación y la lucha por una sociedad más justa. La verdadera naturaleza del universo es la unidad indivisible aunque no todos puedan sentirlo, atravesados por estructuras manipuladoras que nos alejan de aquella verdad interior que no nos permite acercarnos al otro y a nuestro propio interior.
No me acostumbro a ver en constitución personas caminando con las rodillas porque no tienen piernas, ni a ver cada miércoles a aquella señora mayor tomando agua con pan frente a la estación con un frío que congela la sangre. No me acostumbro a los niños hablando como adultos y trabajando descalzos, cuando deberían estar en la escuela aprendiendo o jugando, siendo lo que son: niños. No dejo de suspirar, no deja de dolerme, no deja de generarme un manojo de preguntas que no puedo responder siempre. No.

Recuerdo una anécdota que aun retumba entre las paredes de mi corazón. En una clase de apoyo escolar a niños de barrios populares, donde se estaban trabajando los antónimos, uno de los voluntarios propone antónimos para libertad. Las respuestas fueron, las más esperadas, represión, esclavitud y demás en la misma línea. Pero fue un pequeño niño, quien levanto la mano en silencio y acoto:
- ¿Pueden ser dos palabras?
- Claro – respondieron los voluntarios a cargo del taller.
- No comer – respondió el niño.

Estas cuestiones son más viejas que esperanza de pobre, me dijo una vez alguien, en tono jocoso. Yo abrí los ojos grandes…esperanza de pobre, fue como una alarma que nunca dejo de sonar.
¿Que verdad más cruda y cruel, que soledad más desolada?
El egoísmo y la indiferencia me hacen perder la fé en el ser humano.
Los pies descalzos y las miradas tristes de los niños que tienen vulnerado hasta el corazón me dan ganas de seguir luchando, resistiendo, con plena conciencia de que cada aporte es una gota en un océano pero que sin esa gota el océano no seria el mismo.

N.P.S
02/07/10

30 de junio de 2010

¡Felicitaciones Licenciada!


No más apuntes resaltados, ni más eternas colas en el CEP. No más viajes, no más nervios, no más el rol de los “sin luz”. La nostalgia por lo que se va se hace notar, lo sé, será por esa costumbre tragicómica de ser estudiantes de psicología en la UBA ¡Con todo lo que eso implica!
Pero es ahora donde el camino se abre, los horizontes se expanden y la vocación se trasluce a flor de piel. Comienza una etapa nueva que seguramente, sé, te produce ansiedad y curiosidad. Un ciclo diferente amanece en tus pies, en tus ojos grandes, en tus manos trabajadoras. Y me colma de emoción saber se reciben seres como vos, con vocación de servicio, con sensibilidad y tacto, con voluntad y esfuerzo. Me enorgullece, y hasta me produce tranquilidad, la sensación de que alguien con tu conciencia sea ya Licenciada y porte una visión de lucha y resistencia, desde un lugar de crítica y reflexión, no solo por tu formación sino también por tu naturaleza. Nunca pierdas el eje, de la singularidad y la complejidad.
Deseo que la vida te dé todos los días motivos para sonreír y que vos también, le sigas sonriendo a ella, más allá de los obstáculos que nos presente.
Mi humilde consejo es que sigas tu pulso interno y que siempre hagas lo que realmente te hace feliz, no lo que los demás digan o lo que se supone es lo correcto o “hay que hacer”. Tenes un gran corazón, y como agentes de cambio y profesionales de la salud, la sensibilidad es un condimento que no puede faltar, creo que compartirás mi opinión. Las teorías y los diagnósticos conviven mejor con los libros adormecidos que con los seres que respirar y luchan día a día. Un abrazo será siempre más terapéutico que cualquier cocktell de pastillas, no hay más medicación para el Alma que el Amor. No hay mejor manera de transformar la sociedad, que uniendo manos nobles y conciencias despiertas.
Gracias por haberme dado la oportunidad de conocerte y sobre todo por darme el espacio para que yo me diera a conocer también. Gracias por no suponer y no prejuzgar y saber leerme, sin palabras.
Gracias por el espacio, la aceptación y las complicidades.
Gracias por ser mi compañera de Molineros y además mi amiga, Romi.
Gracias por tu trabajo, por tu compromiso y por tu esfuerzo.
Gracias por compartir la certeza de que otro mundo es posible, si todos sumamos manos y corazones al mismo ritmo.




¡Te quiero mucho y te abrazo fuerte!
(lo demás te lo dejo flotando)

* Nadi *





17 de junio de 2010

Un año sin Fernando: Un año de vidas

Hace un año murió una manada de seres irrepetibles.
El inocente y humilde Palito murió en manos de la Policía Federal, a causa de un gatillo fácil. Aun no se esclarece el caso ya que un policía dice que “se le escapo un tiro” cuando Palito le había tocado el culo a una piba y al otro se le escapo porque después de limpiar el vidrio de un auto, Palito uso su amada remera de boca para emparejarlo. Pero su gorrita, el equipo de gimnasia y algunos dientes de menos fueron suficientes causas para disparar y apuntar al corazón. Rubén Ramón Sixto Alegre ya no “te va a hacer má el amo´ con la ropa pue´ta”
El verborragico trisexual mexicano, Ricardo Alfredo Ñuñoa Cruz, conocido como Dick Alfredo murió por una sobredosis de cocaína, sumado a unos cuantos tequilas de más. En el mismo cuarto se encontraba un travestí, dos mujeres y un hombre.
La mágica y tierna Milagritos López se acurruco en su mecedora a escuchar un poco de su amada música cubana y así murió, sola entre sones…de viejecita nomás. Probablemente sus últimos susurros hayan sido: tú sabes, que si piensas bonito sucede bonito. La perdida de Milagros Dolores Guadalupe López López, es inmensa.
La adorable y simpatica Cristina Patricia Megahertz, conocida en el barrio como La Mega murió en manos de un grupo de “bravucones” que se creyeron machos por violarla y tirarla en un descampado. Los culpables están prófugos y su legendario pueblo de Canelones pide justicia.
Martin Revoira Lynch murió en el túnel de Avenida Libertador. Parece ser que venia de una importante cena de negocios, donde había bebido algunas copas de más de un fino champagne importado. El auto quedo irreconocible, no se sabe aun si era un Audi o una Ferrari, el cuerpo de Martin salio despedido y quedo intacto, con botox y rolex incluido. Así murió, con la billetera llena pero con el corazón vació. Sus amigos más cercanos no asistieron al velorio, porque tenían cosas más importantes que hacer como esquiar, andar en yate, realizar grandes inversiones entre otras tantas “ocupaciones”.
Mario Modesto Sabino, probablemente el mejor taxista de Buenos Aires, ese abuelito ronco que todos hubiéramos querido tener, murió en el hospital por una gripe estacional. La enfermedad presento desmejoras, por el daño que presentaban sus pulmones a causa del tabaquismo. Dice la enfermera que justo minutos antes de morir hablaba con una mujer. Estercita, le decía al aire y le tomaba la mano. Se ve que por fin se reencontraron...
La vieja peste rosa tomo por sorpresa al cuerpo de Roberto Flores pero el AZT lo había salvado, el virus estaba controlado. Sin embargo, hace cinco días que Roberto no aparecía por ningún lado. Lo encontraron electrocutado en su propia peluquería, parece que andando en patines se enredo y el asunto se puso negro.
El diputado Rafael Orestes Porelortti se suicidio, tras arrojarse a las vías del tren en el barrio de Saavedra. Parece ser que CQC tenia pensado hacer publica una cámara oculta donde por fin iba a develarse la verdadera cara de su campaña, repleta de mentiras, coimas y corrupción donde se observa claramente a Porelortti relacionándose con grupos mafiosos, incluso internacionales, y miembros del estado. Tras haberse enterado de esto, su única solución fue quitarse la vida. Así terminan siempre los que no pueden con su propia mentira.
María Elena Rinaldi, murió junto a su pareja Marilina, cuando juntas intentaban cortar el árbol de la puerta de la casa que estaba levantando el piso. En plena mañana de sol, Maria Elena decidió salir con la sierra eléctrica a cortar el árbol y terminar con el problema. Cuentan que con la transpiración, se le zafo la sierra y se corto una mano. Murió desangrada camino al hospital.
La muerte de Johnatan Bermúdez es todo un misterio. Cuentan los que saben, que se podría haber contagiado de un peligroso virus virtual que anda dando vueltas en la Internet. Lo encontraron muerto sobre el teclado y con la mano congelada sobre el mouse. Aun se investigan las causas.
El respetado Monseñor Lago ha muerto de asfixia en la parroquia donde vivía, según ha comentado Raúl Portal a la prensa. Cuando las Hermanas abrieron cuidadosamente su aposento, varios pequeños niños salieron horrorizados de allí. Monseñor Lago habría ascendido a los cielos tras atragantarse con un pebete. El padre Grassi se encargara de sus restos y el cura Bergoglio dará una misa pasada la medianoche, sin restricciones de protección al menor. Que Dios lo ampare.
Osvaldo Jeringa, uno de los tantos cirujas que vivía sin molestar a nadie en las mugrosas calles de nuestra ciudad, ha sido encontrado con un tiro en la nuca debajo del puente donde vivía. Según comentan los testigos, dos señoras de muy buen pasar, fueron a hacer una denuncia falsa a la comisaría de la zona, alegando que el Sr. Jeringa les había querido robar, cuando todo el barrio sabe que Osvaldo era inofensivo y lo único que pedía eran monedas para comprar alcohol. Apropósito, resulta ser que ambas mujeres habían sido citadas a declarar pero irónicamente, una de las mujeres murió el mismo día de la muerte de Osvaldo. Su nombre era Delia Dora Fernández y estaba acompañada de Lita de Lazzari, su inseparable amiga. Según cuenta Lita, ellas hicieron la denuncia correspondiente pero acota: “nosotras no tuvimos nada que ver con la muerte de ese callejero, la policía hizo lo que tenia que hacer, para eso esta. ”. Y cuenta que luego de aquel incidente, fueron a tomar el té a la casa de Delia y que su nieta puso la película del Che Guevara. Parece ser que a Delia Dora le agarro un infarto y no pudieron hacer nada para salvar su vida. Lita de Lazzari se encuentra muy acongojada y saca un pañuelo de su mano derecha para secar sus lágrimas, en recuerdo de su gran amiga. Lita la recuerda con una sonrisa y dice “Delia quería un país mejor, sin negros, con más mano dura. Fantaseaba con poner bombas en los tachos de basuras para exterminar a los cartoneros”. Pero el corazón no le resistió…una pena.
El conocido sepulturero y su compañero obituarista, Pepe, han sido aplastados por kilos de tierra que por error fueron depositados en el lugar equivocado del cementerio. Gracias a Dios, tanto Pepe como el sepulturero estaban durmiendo en el momento del accidente. Hoy saldrán en los avisos fúnebres de la nación, no se sabe aun quien leerá sus nombres allí.
La acelerada ama de casa Elisa Rufino, extremadamente preocupada por llegar a hacer la cena en el horario establecido, para su marido y sus dos hijos varones, tropezó con el changuito lleno en medio de la Av. Cabildo y fue atropellada por un colectivo de la línea sesenta. Lamentamos que no haya llegado a tiempo para cocinarle a su familia. Generalmente a la gente que vive tan apurada dentro de sus propias limitaciones y estructuras, termina pasándoles la vida por encima.
Y dicen las malas lenguas que quien era intimo amigo de todos, un tal Fernando, se murió también. Yo no creo en la prensa amarillista, creo en lo que perdura en el aire y en lo que late en el interior. Si no somos más que un paréntesis de existencia, entre tanta eternidad que nos contiene de lado a lado.
¡Já que se va a morir ese puto con lo terco que era! Bah…chusmerio barato.

N. P. S

17/06/10